miércoles, 30 de noviembre de 2011

Bizcocho de Yogurt, para diabeticos.


                Buenos días chicas. Ayer tuve una pequeña discusión con mi abuela, sobre las ganas que tenia de llevarse algo dulce a la boca.  Y es que la pobre, que desde hace unos años es diabética, se muere por algo con azúcar y discute con todo el mundo, cuando no puede probar nada de lo que los demás comemos. Además, ahora que también padece de Alzheimer, no entiende porque no puede comer. Así que hoy, para que también se complazca, le he preparado un postre, un poco más sano para ella.
                Para ayudar a la receta, en vez de azúcar,  utilice fructosa. Para ser realistas, esta no es una solución, ni un substitutivo,  pero es una alternativa sencilla.  La fructosa, ni en diabéticos, ni en los que no lo son, es buena. Aunque si sana, la fructosa, favorece a la obesidad, es por ello, que debemos valorar el grado de diabetes, y las cantidades a suministrar. Yo, como hago un postre de vez en cuando, no me preocupo por este tema, aunque uso la mitad de azúcar, porque es demasiado dulce.
                INGREDIENTES:
-          1 Yogurt.
-          1 Medida (de yogurt). Fructosa.
-          3 Medidas Harina.
-          2 Huevos.
-          ½ s. Levadura.
-          ½ Medida Aceite.

PREPARCIÓN:
                Mezclamos todos los ingredientes en el orden de la lista, y homogeneizamos para que no queden grumos.
                Añadimos un poquito de esencia, si nos gusta. (La fructosa potencia mucho el sabor de la esencia, por eso, se debe usar muy poco.)
                Escogemos el molde, y lo cubrimos bien con mantequilla para que después no se pegue.
                Horneamos a fuego medio, durante unos 20 minutos.  (Es importante usar el fuego medio, más bien bajo, porque la fructosa, por su consistencia, hace que se oscurezca demasiado e incluso que se queme a temperaturas altas.)
                Además de eso, la fructosa también, hará que nuestro bizcocho no crezca demasiado, esto, lo eh leído, pero no podría explicar por qué. El caso, es que todo parecen desventajas, pero al fin y al cabo, todo sea por ver la cara de golosa que se le pone a mi abuelita, cuando prueba dulce otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada